Constantemente

Constantemente me repito que no es mi culpa, que si los demás no eligieron bien no tiene nada que ver conmigo. Trato de imprimir un gesto bueno a cada día, trato de ser mejor, de enojarme menos, de repasar las cosas que hice bien y aprender de lo que no salió como esperaba.

No sé qué tiene la gente que abusa de la buena voluntad de los demás, no sé porqué me hacen daño a propósito cuando lo único que hago yo es ser amable. Constantemente me encuentro con el mismo escenario y aunque trato de no tomarlo personal al final del día hay cosas que pesan, duelen…

Y no soy la princesa que va a ser rescatada, no. Porque de todo eso que me lastima la única que puede salvarme soy yo, pero todavía no existen el método o no me he encontrado la forma. Veo que a los demás les es sencillo, pero lo dicho: no soy como los demás.

Quizá con otro poco de ayuda, con más risas, con menos preocupaciones…

Stephania.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s