Ya lo he olvidado

¿Qué me sostiene? ¿Qué me ha impedido caer y caer tantas veces? Hay días en los que no entiendo mi existencia en el mundo, días que duelen y que me hacen llorar. Y quisiera, de verdad quisiera poder levantarme un día y decir que ya lo he olvidado, que no recuerdo nada de aquello que me hizo doblar las rodillas.

Hay una enorme diferencia entre el perdón y el olvido: mi corazón, por ejemplo, sabe perdonar. He perdonado todo tipo de cosas y me gusta creer que es porque sé amar, pero olvidar… Es un asunto muy diferente y con eso no me va muy bien. No, no hablo de rencor. Es simplemente que las cosas se quedan ahí, como cicatrices viejas y profundas que a veces duelen con el frío, en la soledad de aquella habitación.

Y ¿por qué no? Quizá ya lo he olvidado, ya no recuerdo el dolor de antaño como cuando sucedió. Quizá ya no recuerdo sus ojos a punto de bañarse en lágrimas, o el terror que dejé en el suelo cuando el avión despegó; tal vez ya no importa lo que su voz dijo a otro corazón ni el miedo que me acompañó. Elegí seguir aquí, decidí que iba a ser más fuerte y si no lo conseguía al menos me quedaba el consuelo de seguir intentando.

Stephania.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s