Pensamientos de tarde

Quisiera convencerte de que la forma en que te miro puede atravesar tu alma, convencerme de que puedo sentir lo que estás pensando en el momento en que lo piensas y hacerte ver que no es simple capricho, si no que hemos pasado por muchas cosas que nos han hecho conectar de formas que a veces, me doy cuenta, no comprendemos.

El tiempo, la edad… Números. A todo mundo le importan los números y tú y yo los hemos dejado de lado, no es algo trascendente, no hace la diferencia si encontramos nuestras formas de pensar, nuestras mentes. Me gusta cómo piensas.

Y te miro mirarme de reojo, tratando de escudriñar en mi rostro la respuesta a aquella duda que te aqueja; te miro sobresaltar al dormir porque no estoy suficientemente cerca, te miro y te miro… Podría mirarte toda la vida y nunca sería suficiente, pero me gusta la idea.

Y pienso en todas las veces en que cantaste para mí, la forma en que me miras y sonríes mientras guiñas un ojo, pienso en las cosas que haría por ti y en las que sé sin duda alguna en mi corazón que harías tú por mí… No alardeo, no materializo. Solo siento que te conozco un poco y nos conozco un poco más cada día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s