Conversaciones con el mundo · Escritos

Pensando de noche

Cuando se acaba el día, cuando los amigos se van y la casa queda en desorden y sola. Cuando la reunión termina y tengo que volver a pensar, sí, pensar. Todos los caminos me llevan a ti, al placer de escuchar tu voz suave, de verte sonreírme.

Llega la noche, nadie pregunta, todos asumen. Vivo sin vivir, porque existo y continúo en éste mundo diciéndome que está bien, que llegará el momento, que mientras tanto merezco ésto, merezco ésta vida, los momentos de felicidad, merezco sentirme como me siento hoy y dejar la culpa a un lado. Aún así… Quisiera compartirlo contigo y no estás. Y poco a poco vuelvo a aceptar mi realidad, nuestra realidad.

Nada está perdido, me veo al espejo, en la soledad del mundo dentro de mí y me encuentro optimista. A pesar de todo he avanzado, ya no me siento miserable, he aprendido a tomar distancia, a decir no, hoy soy muchísimo mejor que ayer y me aplaudo por eso. Porque sé que me verás con orgullo. He crecido, he evolucionado, he perdonado.

Así que cuando llega la noche, cuando me siento totalmente sola, cuando la reunión acaba y todos se marchan, cuando veo el desorden y escucho el silencio, ya no me siento mal. Me siento tranquila. Hoy tengo paz, hoy desde mi trinchera todo lo que hago lo hago con amor, sé que estoy dando mi 100%, a veces el doble, me basta con saberlo yo, me lo repito a diario: lo estás haciendo increíble, te ves fabulosa, has pasado por tanto y sigues aquí, no te has rendido. No te rindas…

Steph.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s